Viene llegando de un viaje por Madrid, además estudia Arquitectura con mención en antropología urbana en la Universidad de chile..
Kintudh Hidalgo nos cuenta sobre su vida en los patines en el Club CP Vilanova.

¿Cuántos años tienes? 25 años

¿Cuál es tu número de camiseta?
11
¿Y por qué usas ese número?
Mi hermano usaba el 2, en esa época cuando comencé a jugar, así que decidí jugar con la suma de los dígitos para acercarme al número que quería (2). Es como una cábala. El número es un recordatorio del porque comencé el hockey patín, ya que sin mi hermano no hubiera conocido este maravilloso deporte.

Y en qué colegio o club empezaste a patinar?
Comencé en la Universidad de Chile por el año 94.

Y a Vilanova, cuándo llegas?
A Vilanova llegue aproximadamente en el año 2013.

¿Cómo fue la recepción del club y de sus jugadoras del Club Vilanova?
Excelente, yo había estado sin jugar un tiempo y el grupo que se formó fue para dar comienzo a la adulta femenina fue un mix de jugadoras de distintos clubes que me sorprendió gratamente.  A la mayoría sólo las había visto pero nunca había entablado una conversación y la verdad aunque ahora ya no están en el club siguen siendo personas que estimo mucho y tengo presente en mi corazón.

¿En qué posición te gusta jugar?
Me gusta jugar de defensa, aunque el lateral me tienta a veces, pero prefiero ver todo lo que sucede en la cancha, armar juego y evitar los contragolpes

¿Que sientes cuando juegas?
Me siento relajada, es mi escape para botar la energía negativa que acumulo de la universidad, de la pega, del metro (ríe mientras lo comenta) es el momento en que se convierte en algo positivo y eso es lo que aún me mantiene en este lindo deporte.

¿Alguna jugadora que te llame la atención como juega, de Chile o de otro país?
La verdad, que de Chile tengo dos jugadorazas que siempre voy a admirar, ambas ya retiradas, lo que es una pena porque la verdad creo que aún tienen las capacidades para seguir jugando. Una es Constanza Reyes, fue y es mi arquera favorita, por su técnica y calidad humana y, por otro lado, Carolina Medina, otra gran jugadora que tuve la suerte de tener de compañera, ella tiene un juego muy inteligente y un tiro certero.

De las muchachas del mundo que juegan ahora, admiro mucho a Berta Tarrida, jugadora española, por su capacidad de lucha, ella tiene una discapacidad y a pesar de ello, siguió jugando, incluso más allá de lo que le decían.

¿Tienes algún recuerdo de alguna jugada importante?
mmm la verdad soy re mala para recordar los partidos jugados pero una jugada que aún no se me olvidara es en un clásico Universitario entre la Chile y Católica; estábamos jugando de local en la cancha de Gómez Milla,  íbamos empatando y logré meter la pelota totalmente fuera de ángulo por el lateral derecho de empuje, a pura muñeca y con un tanto de suerte logré colocarla al ángulo de la portería contraria. Recuerdo que tenía 13 años o así, las jugadoras del otro equipo se pusieron a llorar y ganamos por un gol.

¿Quiénes te acompañan cuando vienes a entrenar o a jugar los partidos?
Mi Mama, ella es mi incondicional compañera.

¿Recomendarías este deporte?
Por supuesto. A mí me gusta mucho este deporte, pero la competitividad que surge como consecuencia de la práctica derrepente es bastante dura y quizás no es al interior de la cancha si no, más bien, fuera; las políticas públicas actuales de las distintos clubes, incluso de las selecciones nacionales, a veces me hacen dudar, ya que los más perjudicados son los jugadores, desde pequeños van siendo marginados si no aportan a la competición, o por los delegados a cargo, y cuando ya se es mayor se marginan a los jugadores por no tener el tiempo que se exige sin discriminar entre jóvenes y adultos que trabajan, etc. Falta mucho en el ámbito de las políticas internas del hockey, si bien me gusta ver que ahora hay muchos equipos femeninos, muchas niñas y niños aún se requiere mucho trabajo por realizar y mejorar. A pesar de ello, amo el hockey patin!!

Gracias Kintudh .