Entrevista a Matías Pérez Molina
Juega frecuente de último hombre o 3er hombre.

“Es un deporte que me apasiona, es distinto a otros, uno debe controlar manos y pies….”
con estas palabras comenzamos la entrevista a Matías Pérez, jugador adulto del CP Vilanova y Estudiante de Química y Farmacia en la UNAB.

 

¿Cuántos años tienes?
   21 años

¿Cuál es tu número de camiseta?
   75

¿Y por qué usas ese número?
   En realidad, el 5 era mi número desde que empecé, pero cuando llegue a Univ. Católica este estaba ocupado, por lo que escogí el 75, el 5 porque era mi número y el 7 porque era el número de mi padrino Mariano (“entrenador”) que me enseño mucho, entonces mi camiseta tiene un número significativo para mí.

En qué colegio o club empezaste a patinar?
   En Ciclón, luego a Camuvi y luego Católica.

Y a Vilanova, cuándo llegas?
   Llegue hace 4 años, a la categoría juvenil 2do año.

Y cómo fue la recepción del club?
   Fue súper bueno, fue grato, familiar, acogedor.

Existe una posición que más te guste más jugar?
   Medio o último hombre.

¿Qué es lo que más te gusta del hockey?
   Que es un deporte completo, es distinto a otros deportes, porque uno debe controlar las manos y los pies al mismo tiempo y eso no así en el resto de los deportes.

¿Cuando haces un gol, que piensas, lo dedicas a alguien?
   Mi primer gol en la liga de honor, se lo dedique a mi mama (Isabel Molina) y en el resto de los partidos, en general lo celebro con los padres que nos apoyan en los partidos.

¿Te gusta otro deporte?
   Si, el fútbol y el surf

Y practicas esos deportes?
   Si, a veces con mis amigos juego fútbol y cuando voy a Viña o en vacaciones practico surf.

Recomendarías este deporte?
   Sí, todo el rato, es un deporte entretenido, se generan buenas amistades.

Es difícil estudiar y jugar hockey?
   Sí, es un poco complicado, la universidad ocupa la mayoría de mi tiempo, pero igual se puede combinar ambas actividades.

Y los amigos y la fiestas para un deportistas?
   Y bueno lo de los carretes y esas cosas, muchas veces se dejan de lado para practicar el deporte, no digo que no salga, pero en alguna oportunidad tuve que dejar de lado eventos familiares o con amigos para poder jugar hockey. En todo caso, no siento que haya sido un sacrificio, nadie te obliga a jugar o a ir a fiestas, eso es algo que uno elige.

Gracias Matías.